Vicaire

 


La alta costura de París para el payaso carablanca

Heredero del Pierrot de la Commedia dell’Arte, la figura del payaso enharinado personifica dentro de una pista una autoridad airosa y elegante. El tándem formado por el carablanca y el augusto aporta al circo un elemento tan universal como el conflicto de clases: el señor contra el mayordomo, el Quijote versus Sancho Panza… he aquí donde residía la centenaria vigencia de estos dos carismáticos personajes de circo.

A punto en todo momento para aleccionar a su compañero de nariz roja, el carablanca busca acentuar su distinción con el gesto, la dicción, pero sobre todo muy especialmente con la indumentaria. La evolución del traje de carablanca viene marcada por la sustitución progresiva de la malla ajustada (usada por el originario payaso acróbata) hasta el bordado ostentoso, usado por el actual clown charlatán.

El principal creador de trajes de carablanca fue Gerard Vicaire: desde su taller parisino diseñó, entre 1947 y 1993, centenares de modelos diferentes para payasos de todo el mundo. La calidad de los bordados para el vestuario del espectáculo de la Maison Vicaire hizo que el taller vistiese durante décadas a los artistas principales de music-halls, cabarets y circos internacionales: del Moulin Rouge al Folies Bergère, pasando por Las Vegas, del Krone al Ringling sin olvidar Knie. La exposición presenta los diseños de Vicaire juntamente con los trajes correspondientes encontrados en los baúles de los carablancas de mayor renombre.

Pera alquilar la exposición con una treintena de trajes contacte con nosotros en: info@circusartsfoundation.org