Col. Sáinz Moreno

Monografías históricas del pasado circense

La Colección Javier Sáinz Moreno tiene el propósito de sacar a la luz investigaciones relativas a la actualidad y la historia del circo iberoamericano. La idea nació del encuentro entre un deseo – la investigación de trabajos inéditos alrededor del circo en el ámbito de Iberoamérica – y la filantropía de un erudito- el profesor universitario Javier Sáinz Moreno-, el nuestro Gómez de la Serna del siglo XXI.

La línea editorial tiene un diseño gráfico sobrio, dota de una especial atención a la calidad del material iconográfico y los variados contenidos son tratados con profundidad y rigor. Inspirados por el espíritu de la antigua “Union des Historiens du Cirque” (U.H.C), la colección pretende ofrecer nuevas fuentes de datos a la historiografía de la pista.

Títulos publicados

Siglo de Oro del Circo en México, de Julio Revolledo Cárdenas
Colección Javier Sáinz Moreno, n. 1

Las artes del circo, es decir, las diversas disciplinas que conforman lo que entendemos hoy como arte circense, encuentran sus orígenes en todas las culturas arcaicas del mundo. Pero el circo como espectáculo, el de formato europeo, llegó por primera vez a la capital mexicana (4 de enero de 1809), cuando un acróbata ecuestre de origen inglés, llamado Philippe Lailson, tomó todos los riesgos para llegar con su Real Circo de Equitación a las costas de Veracruz (junio de 1808), procedente de Filadelfia, Estados Unidos.

Esta nueva versión que agregó en Inglaterra una pista circular y el elegante caballo dentro de la escena, da un toque aristocrático de modernidad a un espectáculo que se había nutrido de manifestaciones rituales en todo el orbe, incluyendo los equilibristas de China y la India, malabaristas egipcios, contorsionistas y antipodistas del México prehispánico, las imágenes de enfrentamiento del hombre con la fiera salvaje creadas por el Circo Romano, espectáculos de calle de saltimbanquis, funámbulos y bailarines de cuerda asiáticos y europeos que recorrieron incansablemente los caminos del mundo.

El presente trabajo, el primero de esta colección, reconstruye con lujo de detalles la historia del circo mexicano a lo largo del siglo XIX, período que ha sido reconocido por historiadores como el Siglo de Oro del Circo en el mundo, en virtud de la sorprendente expansión que va a vivir este espectáculo durante esta centuria.

Afirma Enrique Enríquez, que en este lapso México se transforma en un gran tubo de ensayo en el cual la influencia artística de diversos países del mundo viene a fermentar y convertirse en este brebaje mágico que es el circo mexicano. Todo tipo de artistas, de diverso calibre y variadísimos talentos, vinieron a México para amalgamar en una poción que un siglo más tarde, consecuentemente, nutre al mundo con la efervescencia de sus artistas, que hoy día son el ingrediente que no puede faltar en los repartos de los diversos circos del planeta.

Formato 15 x 21 cm / Páginas: 409 texto + 57 ilustraciones

 


Memorias de una trapecista
· Autobiografía, de Pinito del Oro
Colección Javier Sáinz Moreno, n. 2

La autobiografía de Pinito del Oro, una de las máximas figuras del circo español, nos adentra en la vida, a veces dura, a veces gloriosa, de nuestra “Reina del trapecio”.

No sorprende la aparición de un libro escrito por Pinito del Oro: la trapecista lleva publicadas seis obras entre novelas, libros de cuentos y estudios de técnica del trapecio. Pero esta es la primera vez que sus escritos han sido relatados en primera persona, ya que se trata de una narración autobiográfica en la cual desgrana el difícil aprendizaje en el circo de su familia, su viaje a América, sus grandes éxitos artísticos, sus decepciones personales, sus miedos… Todos estos episodios aparecen relatados con una exquisita sensibilidad y una entrañable proximidad.

La crítica ha dicho que Pinito del Oro desafía las leyes de la gravedad y hace lo que nadie ha hecho ni hará nadie. La gran artista nos ofrece hoy, con sus memorias, su última actuación. Es como si sentada sobre la barra del trapecio, desde arriba de la cúpula, viera desfilar en la lejana pista los números de un programa circense, que no son otros que los diferentes capítulos de su vida.

Formato 15 x 21 cm / Páginas: 294 texto + 91 ilustraciones

 


Años de Circo: Historia de la Actividad Circense en Chile
, de Pilar Ducci Gonzalez
Colección Javier Sáinz Moreno, n. 3

Chile ostenta tener 100 circos familiares que recorren el país durante gran parte del año. Así, la temporada de septiembre de 2010 se congregaron más de cuarenta circos solo en la ciudad de Santiago. Con, frencuentemente, más de ocho generaciones en el oficio, el circense se caracteriza por su enorme versatilidad, astucia, ingenio y capacidad para resolver problemas: dando origen a la expresión típicamente chilena “tener años de circo” que, ampliamente utilizada, describe a una persona con gran experiencia, resolución y éxito en su rubro.

El presente trabajo es una crónica de los más de doscientos años de actividad circense en Chile y sus “Años de Circo”. Partícipe y protagonista de los eventos más importantes de nuestra historia, enfilada entre catástrofes naturales, guerras y los grandes conflictos internos, y enmarcada dentro de un paisaje agrestre de la pampa, Patagonia, mar y cordillera, ha sido el lugar de socialización pública más transcendental de Chile. El circo no solo ha sido un espacio de entretenimiento popular, sino también un instrumento de ayuda social, de educación pública e incluso utilizado como plataforma política en numerosas campañas electorales. También ha sido escenario natural de muchos artistas no necesariamente involucradas con la actividad circense, y el transmisor de tecnologías de vanguardia más relevante: transporte, iluminación, audio, cine, etc llegaron a los puntos más remotos del país gracias al circo.

Desde la entrada del circo ecuestre inglés de Nathaniel Bogardus en 1827, que llevó toda la elegancia y espectacularidad propia de los grandes circos europeos decimonónicos, el carácter propio del circo chileno se ha forjado sobre los fundamentos de nuestra herencia mestiza. En nuestras pistas de serrín destacados artistas, acróbatas, malabaristas y trapecistas nos han sorprendido a lo largo de los tiempos; grandes “Tonys” (payasos) han delatado nuestra idiosincrasia con un húmor ácido y crítico; “payadores” y poetas han recitado nuestra tradición y folkloristas de la talla de Violeta Parra han cantado nuestras penas y alegrías. Todos ellos nutriéndose de un público que se encontró bajo la carpa un refugio carnavalesco, colorista y seductor, íntimamente entrelazado con nuestra cultura popular.

Formato 15 x 21 cm / Páginas: 264 texto + 48 ilustraciones

 


Totó. Biografía de un payaso
, de Ramon Bech i Batlle
Colección Javier Sáinz Moreno, n. 4

He aquí la biografía de Totó (Manolo Vallès, 1933-2011), un célebre y estimado payaso catalán, con trayectoria propia, magníficamente escrita por Ramón Bech, después de centenares de continuas y prologadas conversaciones con el propio artista y con su esposa, Rose-Marie Risto.

Esta biografía nos adentra en la verdadera vida de un artista profesional de circo –dentro y fuera de la pista, sin corte o ruptura entre los dos lados, sin solución de continuidad–, en todos los escenarios y pistas, a uno y otro lado de los Pirineos, por toda Europa; y conocemos a través de ella sus problemas, sus ilusiones, sus esfuerzos, sus glorias y penas, las fuentes de inspiración de su trabajo, la emulación de los grandes augustos y carablancas y la originalidad de su propia vis cómica.

El texto nos ofrece así una gran panorámica de la situación del circo desde la posguerra, de sus empresarios, y sobre todo, de los otros artistas de su época con los que el payaso trató. Y con todo esto consigue su autor hacer no solo un libro exacto, preciso y bien documentado, sino también más ameno y divertido, nada pesado ni aburrido, fácil de leer, atrayente, pese al pesado trabajo que le ha llevado. Totó tenía la ilusión y la imaginación infantil – nunca perdió la clave de poder volver a la infancia-, y la probidad obrera del trabajo bien hecho, a conciencia – con el cimiento blanco de su paleta bien manejada-, pista y andamio, risas y vértigo.

Transcrito y maquetado el libro, supervisado con alegría por Totó, el 10 septiembre 2011 llegó la noticia de su súbita muerte causada por una parada respiratoria: Totó había muerto en la pista del libro sobre su vida.

Formato 15 x 20 cm. / Páginas: 247 texto + 48 ilustraciones

 


El arte circense en Cuba
, de Miguel Menéndez
Colección Javier Sáinz Moreno, n. 5

Miguel Menéndez (La Habana, 1937-2009) fue el pionero en la investigación histórica del circo en Cuba. En el 2006 publica “El arte circense en Cuba” (La Habana: Editorial Alarcos, Consejo Nacional de las Artes Escénica del Ministerio de Cultura), primera aportación en la historiografía circense cubana, la única edición tiene una brevísima vida en las librerías isleñas y que hoy – de manera póstuma y con el beneplácito de su esposa Miriam Vila–, reedita Circus Arts Foundation, añadiendo el texto original respetando prefacio, apéndice e índice onomástico.
En Cuba, el circo fue la primera manifestación escénica que llegó a todos los rincones de la isla. En este libro, su autor nos lleva de mano, a través de diversos momentos históricos, partiendo de las remotas ceremonias conocidas como “areítos”: danzas y rituales que incluyen acrobacias en su forma embrionaria. El autor nos sumerge en infinidad de nombres y espectáculos sorprendentes: magos, equilibristas, malabaristas, bailadores de cuerda… En el siglo XIX, multitud de artistas locales se dejan subyugar por las ofertas escénicas de los europeos, y tratan de imitar, como sucedió en todas las artes.

Resulta gratificante encontrar en los escritos de Menéndez los primeros compendios sobre las familias Montalvo, Chang, Anchía, Morales, Torres, Muñoz, el Circo Pubillones, el Santos y Artigas, el paso de la familia italo-brasileña Razzore por aquéllas tierras, y por descontado, las giras del extraordinario circo norteamericano Ringling Brothers en Cuba, todos ellos verdaderos pilares de los que el circo representa hoy por la isla.

Formato 15 x 21 cm. / 218 páginas de texto + 48 de ilustraciones

Pedidos en info@circusartsfoundation.org